El encanto cristalino del Parque Nacional Morrocoy

 

El Parque Nacional Morrocoy, por sus distintos ecosistemas, variedad de playas, cayos cristalinos y múltiples opciones de  hospedaje y alimentación, es un fabuloso destino para los que buscan disfrutar plenamente un ambiente lleno de sol, blancas arenas, distintos oleajes.

Algo de historia

Se reseña que los españoles Alonso de Ojeda y Américo Vespucio llegaron en 1499 al cerro Chichiriviche y a Punta Tucacas, donde se encontraron con indígenas que vivían en cuevas, quedando como testigos una buena cantidad de petroglifos, que fácilmente pueden ser observados en la cueva de El Indio. El nombre  de Tucacas deriva de la legendaria india Tucanca., muy hermosa y rebelde, que pertenecía  a la tribu del cacique Cumarebo.

En 1974, se decreta el Parque Nacional Morrocoy , en el extremo de la costa oriental de Falcón¸ encontrándose las 32.090 hectáreas protegidas entre las ciudades de Tucacas y Chichiriviche, siendo el turismo. para ambas, la principal actividad económica

Cómo llegar

El Parque Nacional Morrocoy está ubicado en el  Estado Falcón. Desde Caracas se encuentra  a 245 kilómetros  de Tucacas y a 281 de Chichiriviche. 

Si partes de Caracas: debes tomar la Autopista Regional del Centro (ARC), pasar la ciudad de Maracay y antes de llegar a la ciudad de Valencia, toma la vía que conduce hasta Puerto Cabello. Buscas el cruce a Morón, de allí tomarás la Carretera Nacional Morón-Coro, continuarás hasta la población de Boca de Aroa, luego de Tucacas, adelanta hasta la Recta de Chichiriviche, que cruza el Refugio de Fauna Silvestre de Cuare y finalmente llegaras a la entrada.

Si vas en autobús: toma el autobús a Valencia, en el mismo Terminal de Valencia, suba a una buseta directo Tucacas o Chichiriviche.

Que encontrarás

Playas con distintos oleajes y profundidad, cálidas y limpias, para complacer todos los gustos. Además, una vegetación conformada por densos bosques de manglar, arrecifes, hermosos  cayos e islotes de origen coralino de arenas muy blancas y un permanente mar azulado de tono turquesa.

Los cayos e islotes son el mayor atractivo,  teniendo acceso  a ellos sólo a  través de lanchas y peñeros. Entre los más populares están: Borracho, Pelón, Sombrero, Sal, Playuela, Playuelita, Peraza, Muerto, Pescadores, Los Juanes (“La Piscina”), Boca Seca, Playa Mero, Paiclá, Suanche y Punta Brava.  Para los que no desean navegar, la mejor opción es el Cayo Punta Brava, al cual puede llegarse con automóvil por habérsele construido un puente que lo une a tierra firme. Tiene una extensa playa de más de 3 kilómetros  de largo,  repleta de cocoteros y lugares en los que puedes acampar, previa autorización de Inparques.

Para ver y disfrutar

Santuario de Aves: El Parque  es refugio de pelícanos, flamencos, corocoro rojo y blanco, tijereta de mar, garzas y gaviotas, entre otras aves que dan belleza y colorido al ambiente. Se encuentran fácilmente en la Laguna de Cuare

Petroglifos en la Cueva del Indio: Es una cueva de cielo abierto, lo que facilita su observación a quienes temen a los lugares cerrados. Al llegar a un pequeño e improvisado muelle, se pasa entre unas rocas, que luego permite descubrir una descomunal  pared de roca, con grandes e impresionantes estalactitas, todo ello inmerso en una vegetación abundante que arropa todo el ambiente. Luego de hecho un breve recorrido y al volver al muelle se encuentran unas imágenes petroglíficas que rápidamente  nos conecta con nuestro pasado.

Related Articles