Jardines Miniatura

Los beneficios físicos, espirituales, psicológicos que adquirimos al plantar y cuidar plantas siempre van a ser muchísimos, desde la oxigenación y purificación del ambiente hasta la amortiguación de los campos electromagnéticos, es por esto que la presencia tanto de plantas florales como ornamentales en nuestros hogares o sitios de trabajo nos blindan contra riesgos en los que generalmente no pensamos. Por ejemplo, las plantas contribuyen de cierta manera a que controles tus niveles de estrés, ocasionados ya sea, por situaciones laborales o familiares ligados directamente al hogar, ya que ellas atrapan las malas energías de quienes las rodea tanto como lo hacen con los compuestos orgánicos volátiles, irradiando así energía purificada al ambiente.

Según del espacio que dispongas puedes intentar colocar plantas de diferentes tamaños, especies y colores pero si lo que quieres es que un pequeño rincón de tu oficina u hogar tenga un toque verde muy sutil, te invitamos a poner en practica esta alternativa que además de no necesitar mucho mantenimiento, no genera gastos adicionales siempre y cuando tengas los materiales en casa.

Materiales

  • Corchos (no plásticos)
  • Cuchillo para ahuecar el corcho
  • Imán
  • Pistola adhesiva o pegamento
  • Jade pequeña
  • Tierra

Procedimiento

  1. Perfora los corchos con ayuda de cuchillo. Intenta hacer el orificio de la manera más limpia posible.
  2. Con pega o pistola coloca el imán al corcho y deja secar bien.
  3. Coloca un poco de tierra en el orificio e inserta con cuidado tu pequeña planta.
  4. Riega un poquito. ¡Y listo! Ponlos en tu rinconcito y disfruta de tu pequeño jardín en miniatura.

 

Nota: riega una vez por semana, aproximadamente.