Una Mesa Cómoda y Elegante

Una Mesa Cómoda y Elegante

Cuando tenemos invitados para almorzar o para cenar, queremos dar la mejor impresión sobre nuestro hogar y nada mejor, que disponer de una mesa cómoda y elegante para hacer alarde de nuestras dotes de anfitriones.

Sea cual sea el tipo de mesa que vamos a “crear” no debemos olvidarnos de algunos detalles fundamentales que son básicos en cualquier mesa como es la colocación de mantelería, cubiertos, vajilla y cristalería.

  1. En cuanto a los cubiertos debemos recordar que el tenedor va a la izquierda del plato, y la cuchara y el cuchillo a la derecha. No olvidemos la regla más básica de etiqueta al poner la mesa: los cubiertos se colocan en el orden inverso a la secuencia de uso. Es decir, los primeros en ser utilizados se deben colocar en la parte exterior y luego sucesivamente el resto de cubiertos se colocarán por riguroso orden de utilización.
  1. La vajilla, siempre elegiremos una que tenga piezas suficientes para todos nuestros invitados. Primero colocaremos un plato llano y encima uno hondo -no se debe colocar un plato hondo solo en la mesa-. Si queremos darle un toque más elegante a la mesa podemos utilizar unos bajo-platos, plato base o platos de presentación -este término puede llevar a confusión con un plato llano que se pone como “presentación” y que se retira al empezar a servir una comida.
  1. Al menos deberíamos colocar dos copas, una de agua y otra de vino para simplificar. La copa de agua a la izquierda y a su derecha colocaremos la de vino. Se colocan frente al plato, en la parte superior.
  1. La comida se sirve por la izquierda y se retira por la derecha. Ahora bien si el plato ya viene preparado (emplatado) se puede servir por la derecha.
  1. El orden de los platos suele ser de más suave a más fuerte. Es decir, un aperitivo o entrante (consomé, sopa, crema…), un pescado y luego la carne. Para las comidas se pueden confeccionar menús un poco más “potentes” y para la cena algo más ligero.
  1. Las bebidas se sirven sin apoyar la botella en la copa y sin levantar la copa de la mesa. No ayudamos nada, aunque pensemos lo contrario, levantando la copa para que nos sirvan “en el aire”.
  1. Si ponemos un platillo para el pan y la mantequilla, este platillo va a la izquierda de las copas, en la parte superior, encima de los cubiertos del lado izquierdo. Si hay saleros, vinajeras, etc. se debe colocar un juego por cada 6 – 8 comensales.
  1. En cuanto a la decoración, un sencillo centro de mesa de flores frescas o secas, o un centro de frutas. Si es una cena, también podemos colocar unos candelabros o palmatorias. La luz debería ser la justa, ni demasiado oscuro o penumbra, ni un exceso de luz que moleste a los comensales.

Referencia:

https://www.protocolo.org/social/anfitriones_e_invitados/poner_la_mesa_el_anfitrion_y_la_mesa_armonia_y_buen_gusto.html