Secretos de la abuela en la cocina

La cocina tiene numerosos secretos que nos ayudan y facilitan la elaboración de cualquier plato, además de ayudarnos a aprovechar cada alimento de la mejor manera. Por eso aquí traemos algunos “secretos de abuela” que te ayudaran en la cocina día a día.

Si de aceite se trata…

–       Si el aceite se ha vuelto turbio, la abuela recomienda dejarlo durante 3 días sobre un sitio cálido para que recobre su claridad.

–       Para evitar que se vuelva rancio y conservar su sabor, debe tapar la botella con un trozo de tela limpia.

Virtudes del agua…

 –       Para prolongar la vida de los alimentos la abuela siempre usa agua hervida para lavar y cocinar los alimentos, ya que al usar la del grifo se expone el alimento a una gran cantidad de gérmenes que aceleran su descomposición.

–       Si estás preparando alimentos hervidos y se evapora el agua, no añadas agua fría, ya que los alimentos pueden pasmarse y quedar duros.

–       Para que el agua hierva rápidamente debes agregar una cucharadita de sal y listo.

El mejor café…

–       Para preparar el mejor café, la abuela recomienda que se guarde en la nevera dentro de envases metálicos que se cierren herméticamente. Cuando se vaya a preparar se debe utilizar agua destilada o mineral. Sírvelo al instante y nunca lo dejes hervir, pues esto puede volverlo amargo.

–       Luego de abrir un empaque de café trata de consumirlo máximo en un mes.

–       Si el café molido ya ha perdido su aroma se le puede aplicar una pizca de sal, azúcar o cacao ya que hará más intenso y aromático su olor.

Dile adiós al olor y a las lágrimas por la cebolla…

 –       La cebolla es imprescindible para cualquier preparación pero su olor no, para evitar este aroma en tus manos, antes de usarlos déjala remojando en agua tibia y luego de cortarla lava tus manos con borra de café.

–       La abuela dice que hay que guardar las lágrimas para causas justas, y cortar la cebolla no es una de ellas, por esto cuando cortes cebolla, hazlo debajo de un chorrito de agua tibia, mete el cuchillo que estás utilizando en agua fría varias veces, o sino corta la cebolla cuando esté bien fría y así evitar las lagrimas.

–       Luego de usar una parte de ella, guárdala en papel aluminio y en la nevera, para que mantenga su consistencia y sabor por más tiempo.

 

Especias, el sabor de la vida…

–       La abuela recomienda hacer una buena inversión y comprar las mejores, ya que serán tan buenas sazonadoras como su calidad. Las especias molidas no se deben guardas más de un año, pues luego de este tiempo de seguro perdieron su atractivo olor y sabor. Recuerda agregarlas sólo al final de la cocción para que su aroma se mantenga fresco y no se pierda en la cocción.

La protagonista de ensaladas…

–       La abuela aconseja que la lechuga se debe refrigerar dentro de una bolsa de papel sin retirarle las hojas del exterior, así estén muy marchitas.

–       Si ha perdido su frescura se debe remojar unos instantes en agua bien caliente y después sumergirla en agua helada con un chorrito de vinagre. Recordemos que la lechuga antes de utilizarla en nuestros platos debemos lavarla muy bien con un chorrito de vinagre.

Un amigo ácido…

–       Para conservar frescos y jugosos los limones ya cortados, extiende una capa de sal o un chorrito de vinagre en la capa descubierta del limón.

–       La abuela recomienda que se sumerjan los limones en agua caliente durante cuatro horas, luego que han perdido su aspecto fresco y lozano. Quedarán como nuevo.

–       Para obtener mayor jugo del limón, la abuela los sumerge en agua hirviendo por 10 minutos antes de exprimirlos y así se sacará más provecho de esta fruta.

Estos secretos serán aliados incondicionales de hombres y mujeres que no posean gran experiencia en técnicas culinarias, así que te invitamos a tomarlos en cuenta y así hacer de la cocina un arte más fácil.

Related Articles