El juego: la actividad imprescindible de tu perro

el-juego-la-actividad-imprescindible-de-tu-perro

Todos los perros son animales sociales que necesitan del juego para crecer, madurar y aprender. Los juegos siempre serán una actividad esencial que le ayudará a desarrollarse intelectual y emocionalmente, pues gracias a eso conocerá mejor su entorno.

Desde muy pequeños los perros necesitan de juegos con sus semejantes y sus amigos humanos, se puede ver desde sus primeros días hasta cuando llegan a edades adultas.Gracias a estas actividades los perros conocen el  funcionamiento de todas las cosas,aprenden a conocer ciertas reglas que rigen su conducta de acuerdo a los lugares donde se encuentran.

Tomando todo esto en cuenta, te damos algunos consejos para que te diviertas con el integrante peludo de la familia:

El  juego: será  fundamental  para  que  tu  mejor  amigo  haga  ejercicios;  tal  como  lo necesitan  los  seres  humanos,  los  perros  también  deben  contar  con actividades  que desarrollen  sus  condiciones  físicas  al  mismo  tiempo  que  drenan  energía  acumulada.Aunque  no  lo  creamos  los  animales  también  sufren de  estrés,  ansiedad  y  pueden convertirse hasta en mascotas agresivas.

Las mordidas: frecuentemente los perros juegan entre ellos mordiéndose, y esto no debe alarmarnos, pues esto es una forma de jugar y socializar entre ellos. Al igual que con sus amigos perrunos,  él  tratará a todos sus juguetes por medio de mordisco y zarandeos tirando de ellos.

Cuando son cachorros, morder los ayuda a conocer todo lo que les rodea, la curiosidad los  empuja  a  morder  todo  a  su  alcance,  no  podemos  corregir  esta conducta,  pero debemos educarlos a contener en algunos momentos la fuerza de sus mordiscos y así no lo haga de forma descontrolada.

¿Cuál es la mejor forma de jugar con los perros?

Recuerda: jugando podemos enseñarles disciplina y hacerlos drenar toda su energía; por eso cuando esté cachorro debemos aprovechar los momentos de juego para educarlo y mostrarle que nosotros tenemos el control. Cuando le vayas a dar un juguete: lánzalo al aire y no se lo des directamente en la boca,  ya que puede entender que te ha quitado algo de las manos y que él  tiene el control,  además de pensar que cualquier  cosa que tengas en la mano podría  ser  un juguete.

Enséñale: el juego comienza y termina cuando tú decidas, si trae en su boca un juguete y no tienes ganas de jugar tómalo y escóndelo, sácalo de nuevo cuando estés dispuesto a jugar con tu mascota.

Related Articles