3 Claves para reforzar el vínculo afectivo entre madre e hijo

3_Claves_para_reforzar_el_vínculo_afectivo_entre_madre_e_hijo

Son muchas las actividades que podemos realizar para reforzar el vínculo que tenemos con nuestros hijos, aquí te decimos cuales son:

A través del deporte

Divertirse juntos y de manera saludable es lo que hará cualquier madre que se anime a practicar deporte con su pequeño.

Y es que compartirán tiempo, se lo pasarán en grande y empezarán a tener en común una disciplina que, sin lugar a dudas, es un hobby en pro de la salud y el bienestar.

Además, no hay que pasar por alto que el hecho de que la mujer que anime a su niño a hacer ejercicio le estará permitiendo que disfrute de otros valores. En concreto, le estará ofreciendo que goce de beneficios como estos:

El deporte es una estupenda herramienta para desarrollar tanto los músculos como los huesos.

No menos importante es que el ejercicio ayuda a conseguir que los menores vayan mejorando sus habilidades sociales.

De igual modo, hay que destacar que cualquier disciplina de este tipo sirve para aprender un sinfín de valores.

Cocinando en familia3_Claves_para_reforzar_el_vínculo_afectivo_entre_madre_e_hijo

Otra manera de conseguir fortalecer el vínculo afectivo entre la madre y el hijo es a través de la cocina. Sí, preparar juntos cualquier receta les ayudará a hacerlo más especial y más resistente, al tiempo que al menor se le otorgan enseñanzas tan valiosas como estas:

Se le muestra que para poder alcanzar los objetivos hay que esforzarse y trabajar.

No menos importante es que se logra que mejore lo que son sus niveles de atención.

Además, también se considera que es una estupenda manera de que empiece a aprender a realizar tareas domésticas que serán imprescindibles para toda su vida.

Se le enseñará a adquirir ciertas habilidades, en este caso culinarias.

También se logrará que el niño aprenda a recibir instrucciones y a seguir unas pautas.

Usando las manualidades

En este listado de las claves para fortalecer el vínculo entre madre e hija, también se ha optado por incluir esta otra.

En concreto, la misma viene a determinar que otra estupenda manera de hacerlo es compartiendo tiempo para realizar todo tipo de manualidades.

Pueden ser muchas y variadas, destacando algunas propuestas como estas:

Jugar con plastilina, para hacer objetos o figuras de diversa índole. De esta manera, tanto la adulta como el menor se lo pasarán en grande, se reirán con las “elaboraciones” de uno y otro al tiempo que se estará fomentando la creatividad del más pequeño.

Ver más Tips       Ver noticias en Central Hogar      Ver listado de Productos

Related Articles