Para ser bellas…no pierda de vista la estética

cm_beauty_central_bienestar
Madeirense al día conversó con la Licenciada en Nutrición y Dietética, Granya González, directora del Centro de Endermología y Estética Cristal. Le preguntamos sobre el camino más adecuado para mantenernos siempre saludables y bellas.
Granya González inicia la entrevista con el famoso dicho “Eres lo que comes”, para referirse a la absoluta relación entre nutrición y belleza. Para Granya, los nutrientes que componen los alimentos activan fenómenos involuntarios tras su ingestión. Estos terminan en la asimilación de los nutrientes en las células del organismo.
Depende entonces de la composición de los alimentos para determinar su almacenamiento en el cuerpo. En ese sentido, si la mayoría de los alimentos que ingerimos son comida rápida o “chatarra”, el aporte de todos los nutrientes afectará nuestra figura.
Para la nutricionista, las dietas no personalizadas que ofrecen pérdidas de peso exageradas, llámese dieta mágica, dieta de la sopa o dieta del tomate, buscan someter a una o dos semanas de régimen estricto, y una vez finalizada con éxito, todo se recupera  al volver a sus antiguos hábitos de alimentación (Efecto Yoyo).
No se someta a cirugías, reprográmese
Granya Gónzalez es embajadora de la hipnosis para adelgazar, un tratamiento psicológico de la obesidad que hace uso de todos los recursos de la hipnosis y de la reprogramación subliminal, para operar sobre el otro extremo del problema: el deseo de comer.
Su técnica disminuye el deseo de comer e implanta en el inconsciente nuevas pautas de conducta frente a la comida. “La obesidad es un verdadero flagelo que azota a nuestra sociedad y que afecta de manera directa o indirecta a todas las familias por eso trabajo lo que denomino Banda Gástrica Virtual (BGV)”, señala la nutricionista.
En ese sentido, González explica: “Se trata de un enfoque psicológico del problema, con la utilización de los recursos de la hipnosis y la reprogramación subliminal tendiente a disminución del peso corporal, no a partir de la prohibición externa, sino de la disminución del deseo, lo que evita el ciclo de recuperación de peso común a todos los otros tratamientos”. Así mismo aclara: “No está enfrentado con otros tratamientos ni con los recursos quirúrgicos: al contrario. Facilita su éxito”.
La efectividad depende del cumplimiento de las pautas del tratamiento, pero asegura que tiene el 100% una vez que realizan el tratamiento y se le hace seguimiento personalizado, con los ajustes buscando para cada caso.

Related Articles