Mitos de la nutrición

mitos-de-la-nutricion

Desde muy temprana edad se no has dicho que tener una buena nutrición significa tener una buena salud tanto física como mental. Sin embargo, como todo en esta vida, existen mitos, y la nutrición no se salva de esto.

Pero no te preocupes ya que aquí te diremos algunos de los mitos más comunes en el ámbito de la nutrición para que no te agarren por sorpresa y decidas si creer en ellos o no.

Nueve mitos de la nutrición que debes conocer:


Los carbohidratos son perjudiciales en cualquier momento.

Dentro de la comunidad Fitness la reputación de los carbohidratos ha ido disminuyendo. Las criticas residen principalmente al pan, debido en parte a la presencia de gluten en él.

Las personas que son más propensas a tener reacción al gluten son aquellas que presenta trastornos intestinales.

También está el mito entre los carbohidratos y la insulina. Como se sabe fue una de las primeras hormonas en ser descubiertas e investigadas con relación al ámbito de la sensibilidad. Investigaciones preliminares llevo a la gente a pensar que un consumo de carbohidratos provocaría un aumento a la “insensibilidad” a la insulina.

Las yemas de los huevos son malas para ti

Siempre verifica la información que lees, ya que una de las razones del surgimiento de este mito es la mala o incompleta información de los diversos medios, ya sean digitales o tradicionales.

Se sabe bien que la yema de huevo contiene un alto nivel de colesterol, pero también está repleto de nutrientes. Ingerir alimentos con alto nivel de colesterol no necesariamente se traduce a incrementar el colesterol en nuestra sangre.

Diversas investigaciones revelan que el huevo es una fantástica fuente de proteínas, grasas y nutrientes, por ende, su relación con las enfermedades cardiovasculares son un mito.

La carne roja provoca cáncermitos-de-la-nutricion

Investigaciones actuales sugieren que la carne roja puede plantear un riesgo de cáncer para las personas con mala alimentación y un estilo de vida descontrolada.

Lo cierto de este mito es que los miedos son algo exagerados. Eliminado otros factores que son causantes del cáncer como fumar, y manteniendo un estilo de vida saludable, se reducirían las probabilidades de que la carne roja provoque cáncer.

La grasa saturada es mala para ti

Al igual que el colesterol, el mito de las enfermedades cardiovasculares recae también en las grasas saturadas.

La grasa saturada por sí misma no provoca enfermedades cardiovasculares o fallas cardiacas, De hecho, dietas bajas en grasas que evitaban las saturadas, son las que tienden a ver reducida la producción de testosterona.

La sal eleva la tensiónmitos-de-la-nutricion

El consumo de sal no está asociado con la tensión arterial alta, a excepción de ciertos casos donde la persona padezca de hipertensión por sensibilidad a la sal. El exceso de ingerir sal puede que no eleve la tensión, pero si puede relacionarse a otros problemas de salud.

¿Pan integral o pan blanco?

Se tiene confirmación que el pan integral posee un alto contenido de fibra y micronutrientes a diferencia del pan blanco, además de poseer un bajo índice glucémico.

En cambio, en la elaboración del pan blanco, a diferencia de otros panes, muchos micronutrientes son eliminados.

Sin embargo, el pan blanco y el integral no son tan diferentes, a pesar de que desde el punto de vista médico se inclinen hacia el pan integral. Ambos tipos de panes no poseen una cantidad excesiva de micronutrientes.

Exceso de proteínasmitos-de-la-nutricion

En el caso de las proteínas, se le relaciona al mito de que los excesos de esta misma pueden dañar los huesos y los riñones.

Un estudio revelo que las dietas altas en proteínas incrementan la tasa de filtración glomerular. Una especie de aparato que analiza los residuos en los riñones. Los resultados de esta prueba indicaron que una alta cantidad de proteínas provocaría trabajo de más a los riñones.

Sin embargo, estudios han descalificado esta teoría. En conclusión, la proteína sirve como un protector a tus huesos y no perjudica a tus riñones a la hora de consumirlos.

Vitaminas naturales contra suplementos

Se ha sabido que lo “natural” ha tenido mayor aceptación que lo “sintético”, sin embargo, importantes elementos naturales pueden ser más beneficiosos en su forma de suplemento e incluso de mucha más accesibilidad para la gente.

Las vitaminas provenientes de las comidas no son necesarias mentes mejores que las de los suplementos.

Pequeñas comidas y tu metabolismo

La digestión de una comida produce una elevación del metabolismo durante un pequeño lapso de tiempo. Pero la única manera de mantener elevado esta tasa sería comer más. La energía utilizada proviene de la cantidad de comida que ingieras.

Algunos estudios sostienen que mantener un patrón de pequeñas comidas durante el día puede incluso provocar que no nos sintamos llenos. Incrementando, por ende, los deseos de comida.

A pesar de que la digestión incrementa la tasa metabólica, este efecto es insignificante cuando se compara con el contenido calórico real de los alimentos consumidos.

 

Ver más Tips       Ver noticias en Central Bienestar     Ver listado de Productos

 

 

Related Articles