Medicina natural o tradicional: Escoge la cura

cm_medicina-natural

A la hora de buscar una cura para un malestar podemos acudir a dos vías clásicas para recuperar la salud, la primera es la medicina tradicional, basada en medicación, y la otra es la medicina natural.

Lo más importante es tener en cuenta que hay que tener disposición real para realizar los tratamientos de manera disciplinada en ambos casos y que la opción naturista requiere además cambios radicales de hábitos alimenticios y paciencia.

Muchos predican que lo natural es mejor, y ciertamente lo es cuando la gente tiene una actitud positiva y disciplinada frente a su mejora, pues sólo así se puede obtener  los beneficios de la medicina natural.

Su modo de curar  se basa  en los mismos principios del cuerpo y su nutrición, por ello  el proceso de cura tiene que ver con una  paulatina recuperación del cuerpo de forma integral, al  cual se le aportará los nutrientes específicos que necesita. Los resultados son visibles pero a medio plazo.

Sin embargo, es sencillo recomendar paciencia y no sufrir una dolencia particular, pues para una persona intolerante al dolor, pedirle deje a un lado la medicina tradicional, resulta más difícil, pues bastaría una receta de analgésico o un antiinflamatorio para alcanzar el rápido alivio.

Para los que apoyan el uso de medicina natural, la cura de la medicina tradicional es una  “cura aparente y momentánea”, porque los compuestos  de químicos de diseño son  incompatibles con el cuerpo y siempre tienen efectos secundarios por su carácter artificial.

La tendencia naturista suscribe que los medicamentos químicos deberían dejarse como opción de emergencia para cuando sean estrictamente necesarios, y optar por buscar las soluciones más naturales y alimenticias como primera opción.

Al final, la última palabra la tienes y la tendrás tú como paciente. La vía a recorrer para recobrar la salud es de tu exclusiva elección. De hecho la  diferencia  entre un  método  u otro, se podría equiparar  a  la  diferencia que puede existir  entre calentar una  comida en el horno ( proceso natural) o calentarla  en el microondas (proceso artificial).

“Deja que la medicina sea tu alimento y el alimento tu medicina” (Hipócrates)

Related Articles