Fresa: exquisita y beneficiosa

Al nombrar esta peculiar fruta, a más de uno se le hace agua la boca debido a su innumerable cantidad de postres y exquisiteces que esta acompaña, sin embargo no es solo su sabor el cual satisface el paladar de muchos sino también de todos los beneficios en salud, que la fresa lleva consigo.

 

La planta de fresa, también conocida como frutilla, posee, además de sus características culinarias  (repostería)  y nutricionales, varios usos medicinales y aplicaciones curativas, las cuales se concentran principalmente en sus hojas y frutos.

Las fresas son muy bajas en calorías, grasas y sodio, tienen elevadas cantidades de vitamina C y fibra. Contienen la sustancia llamada “ácido elágico”  (polifenol, que protege a muchas plantas contra la luz ultravioleta, virus, bacterias y parásitos). Al comprarlas en su estado natural se conserva mejor la vitamina C en ellas. También te provee de potasio hierro y riboflavina. Su sabor exquisito, ligeramente ácido y dulce, le hace ser imprescindible en todo tipo de postres, sobre todo en aquellos que prepara con lácteos.

 

Esta fruta es el arma curativa de muchas enfermedades. Cuenta con propiedades dietéticas, es empleada para purificar el aparato digestivo y reduce la anemia y los malestares ocasionados por la artritis y reumatismo. Se cree que las cualidades ácidas de la fresa neutralizan los efectos cancerígenos del humo del cigarrillo.

 

Por otra parte, ayudan a eliminar del cuerpo el exceso de ácido úrico, así que una dieta de fresas podría disminuir los malestares producido por la gota, enfermedad relacionada con la acumulación de este ácido.

 

Con las hojas de las fresas se puede preparar una infusión con importantes características diuréticas, por lo que puede ser ingerida para tratar casos de cistitis, nefritis o infecciones urinarias. Además, sirven para prevenir la aparición de cálculos renales y eliminar líquidos acumulados en el organismo.

Una ración de 8 fresas contiene 45 calorías, 12 gramos de carbohidratos  (4 de fibra y 8 de azucares simples), 1 gramo de proteínas y ningún aporte de grasa, colesterol o sodio. Así que no esperes más para incluirla en tu dieta, es una fruta que nos ofrece tanto placer al comerla, como bienestar para nuestro organismo.

 

DATOS: HAROLY VERACIERTA

Related Articles