Cerebro Saludable: Estrategias para conseguirlo


El cerebro es un órgano sobre el cuál irónicamente no pensamos y aunque sabemos es necesario ejercitarlo, olvidamos que la buena alimentación contribuye notablemente a nutrirlo. Los doctores Lesbia Luzardo de Zschaeck y Dietrich Zschaeck nos muestran un decálogo estratégico para lograr una buena salud mental y general

 

  1. Ingiere complejos Multi-vitamínicos.

Hay pruebas de que tomar dosis modestas de una variedad de Vitaminas y Minerales es una forma excelente de asegurar un buen funcionamiento del cerebro.

  1. Ingiere vitaminas antioxidantes.

Habitualmente no basta con solo tomar un complejo multivitamínico y de minerales, ya que en su mayoría no tienen las dosis suficientes de antioxidantes (Vitamina E y C) y de sustancias importantes como el Ácido Lipóico y la Coenzima Q10. Pueden añadirse además fármacos como Gingko Biloba.

  1. IngiereaAlimentos ricos en antioxidantes.

Comer Frutas y Verduras ricas en antioxidantes, es garantizar la juventud (La vejez es la oxidación y muerte. Por lo general las dosis mas elevadas de antioxidantes se encuentran en las bayas y frutas de colores intensos (cerezas, uvas, manzanas, ciruelas pasas, arándanos, fresas y en las verduras de hojas verdes (espinacas, acelgas, vainitas, brócoli)

  1. Bebe té verde o negro al igual que café.

Una de las formas más fáciles y efectivas de llenar el cuerpo de antioxidantes efectivos es tomar Café y el Té Verde o Negro recién preparado (puede ser el Té helado) Los Tés instantáneos (tipo Nestea etc.), no tienen buenos niveles de antioxidantes, aparte de que la mayoría de ellos tienen una cantidad excesiva de azúcar. Por lo general los preparados en casa con hierbas (malojillo, toronjil, manzanilla, etc.), si bien son saludables, no ofrecen protección antioxidante.

  1. Evita las grasas malas.

Posiblemente las más peligrosas son las grasas animales: carnes rojas o de cochino, leche, mantequilla, margarina, quesos madurados y las frituras. Debe recordarse que el calentamiento a temperaturas altas, característica de las frituras, transforma incluso a los aceites de comer “buenos” en grasas saturadas. En general las comidas rápidas (hamburguesas, papas fritas, pollo frito, empanadas y merengadas) tienen altos contenidos de “grasas malas”

  1. Ingiere aceite de pescado del tipo Omega-3, que obtendrás comiendo pescado, nueces, algunos tipos de semillas (Linaza) y/o tomando suplementos.

La grasa que mas necesita el cerebro es la llamada Omega-3 que se encuentra en el aceite de pescado. Los cerebros que mas los necesitan son los de los fetos en desarrollo (por lo tanto las mujeres embarazadas) y los niños en crecimiento. Un cerebro saludable se hace al comer pescados de aguas profundas y/o de piel oscura(azul) como el atún, salmón, sardinas, macarelas o caballas, carite. Esto es esencial para que el cerebro se desarrolle con su máximo potencial para hacer conexiones. Los adultos también se benefician de estas grasas omega-3, que contienen dos fracciones muy importantes, el DHA (Ácido docosahexaenoico) y el EPA ( Ácido ecosapentaenoico), que rejuvenecen e intensifican la potencia cerebral, la memoria, creatividad y las capacidad de aprendizaje. (Incluso algunos autores piensan que puede ser un elemento en la prevención de la Enfermedad de Alzheimer). Cuando no se tienen a mano los pescados mencionados, pueden ser sustituidos por cápsulas de aceite de pescado o la ingesta diaria de 1-2 cucharadas (no más de esta cantidad) de semillas de linaza molidas. En los niños no se debe exceder de una dosis de 1 cucharada diaria.

  1. Ingiere suplementos que refuercen al Cerebro.

A medida que se envejece el cerebro puede necesitar un reforzamiento que evite la pérdida de la memoria debida a una caída de la actividad química de los neurotransmisores por el efecto de los ataques de los radicales libres. El Gingko Biloba tiene según algunos investigadores la propiedad de mantener a raya la pérdida de la memoria. La Fosfatidil-serina estimula la producción de Acetil l- colina, el Neuro-trasmisor de la Memoria.

  1. Vigila la azúcar, incluyendo la de tu sangre (glicemia)

Comer demasiada azúcar no es lo mejor para los cerebros en ninguna etapa de la vida. La sobrecarga de azúcar puede inducir hiper-insulinismo y resistencia a la insulina. Los hidratos de carbono o azúcares mejores para un funcionamiento óptimo del cerebro son los de lenta absorción (bajo índice glucémico) como los de las frutas y vegetales. En caso extremo puede sustituirse el azúcar por edulcorantes como el sucralosa 

  1. Pierde peso, si tienes un sobrepeso y vigila tu peso

El exceso de peso no es bueno para ninguna de las funciones del organismo y por las razones descritas arriba, produce resistencia a la insulina, presión arterial alta, y en extremo puede producir diabetes, especialmente en las personas genéticamente predispuestas para esta enfermedad. Hay una tendencia mundial terrorífica de ascenso del número de diabéticos, estimándose que en la próxima década va a haber mas de 300 millones de estos pacientes, todo ello derivado de nuestra mala alimentación.

  1. 10.   Cuidar es querer  ¡Quiérete !

Un mejor enfoque de la calidad de nuestras vidas es reducir el nivel de Estrés que confrontamos diariamente y el producido por nuestras angustias y temores. Sobretodo el estrés crónico, produce una inundación del cerebro y del cuerpo de los mediadores químicos liberados durante este proceso como la adrenalina, la cortisona y otros, que a la larga produce daño en nuestras neuronas y nuestro organismo en general.

El Ejercicio físico, la relajación y meditación mejoran notablemente nuestra circulación, incluyendo la del cerebro. Mantener nuestros vasos sanguíneos libres de placas de colesterol y de coágulos. Es esencial para conservar el buen funcionamiento mental. Esto significa mantener normal la presión sanguínea, mantener normal el Colesterol malo (LDL) e incrementar el Colesterol bueno (HDL) y mantener lo mas bajo posible el nivel de la Homocisteína en la sangre.

También es importante que mantengamos a nuestro cerebro activo, con la lectura, ejercicios mentales, crucigramas, sacando mentalmente las cuentas, recordando números telefónicos, aprendiendo constantemente cosas nuevas, es decir realizando esa gimnasia mental necesaria para mantener a nuestros cerebros en forma. Recordar que órgano que no se utilice, se atrofia.

 

Extraído del Taller Tiempo para Mí- Control del Estrés organizado por SIAP. Tlf: 212 978 3323

www.siaprendo.com

Facilitadores: Dra. Lesbia .I. Luzardo de Zschaeck. y Dr. Dietrich Zschaeck

Related Articles