¿Qué hacer si despiertas con tortícolis?

Qué-hacer-si-despiertas-con-tortícolis

Todos alguna vez nos hemos despertado con dolor muscular, y lo notamos cuando intentamos mover el cuello para un lado en específico, ¿cierto?

Para tratarlo hay remedios caseros y ejercicios que podemos realizar fácilmente para aliviar ese fastidioso malestar, más adelante mencionaremos algunos.

Comencemos por saber ¿Qué es la tortícolis?

La misma se trata de una contracción muscular prolongada, que afecta a los músculos del cuello, lo cual genera dolor y provoca que la cabeza se rote hacia un lado, y al moverlo hacia el otro sentimos incomodidad, por lo general se localiza en la zona del cuello pero puede subir a la cabeza o bajar al hombro y espalda. Esto puede deberse a la inflamación del músculo esternocleidomastoideo, una mala posición de la cabeza cuando dormimos, realizar un movimiento brusco o mantener una postura incorrecta durante mucho tiempo.

La-misma-se-trata-de-una-torticolis

Pronóstico de la enfermedad

En bebés y niños suele resultar sencillo de tratar. En caso de volverse crónica, puede presentar entumecimiento y hormigueo, por la presión sobre las raíces nerviosas en el cuello, puede ser generada por una mala postura.

Los síntomas que presenta suelen ser fáciles de detectar, dependerá también de si la contracción muscular es leve o si la misma se incrementa el dolor o aparece más veces de lo normal.

Algunos síntomas para detectar si tienes tortícolis:

  • Movimiento limitado en la zona del cuello.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor cervical.
  • Rigidez del músculo esternocleidomastoideo.
  • Postura anormal de la cabeza.
  • Hombro que está más alto que el otro.
  • Temblor de la cabeza.

Las pruebas médicas consistirán en un examen físico para detectar:

Una posición incorrecta de la cabeza. En casos de mayor gravedad, la cabeza está desplazada y doblada hacia un costado.

Rigidez y acortamiento o alargamiento de los músculos del cuello.

Si la torcedura de cuello pasa otros niveles o se complica pueden hacerte exámenes como:

  • Radiografía del cuello.
  • Tomografía computarizada del cuello.
  • Electromiografía para ver los músculos afectados.
  • Resonancia magnética del cerebro.
  • Exámenes de sangre para buscar afectaciones asociadas.

¿Causa de tortícolis?

Por lo general lo sentimos al despertar y pensamos que es una mala postura al dormir, pero quien sufre de esta lesión muy frecuentemente o ya sobrepasa el nivel de dolor podría deberse a:

  • Por motivos genéticos (de forma hereditaria)
  • Problemas en el sistema nervioso, la parte superior de la columna o los músculos.
  • Por una mala postura o movimiento brusco que cause una lesión muscular.
  • Otros factores a valorar pueden ser el estrés y la fatiga.

En caso de tortícolis al momento del nacimiento, puede ser debida a una posición incorrecta de la cabeza del bebé mientras crecía en el útero o si los músculos o el suministro sanguíneo hacia el cuello estaban lesionados.

¿Se puede prevenir?

No hay una manera definitiva de prevenirla pero es recomendable evitar malas posturas, sobre todo a la hora de dormir o realizar ciertas actividades cotidianas.

Hoy les daremos algunos remedios caseros y ejercicios que podemos realizar fácilmente para aliviar ese fastidioso malestar.

  • Toma una hoja de lechuga o repollo y aplástala con un rodillo. Caliéntala a la plancha y colócala en la zona dolorida la mayor cantidad de tiempo posible.
  • Vierte algunas gotas de aceite esencial de alcanfor en un recipiente pequeño y mezcla con un diente de ajo machado. Con esta pasta realiza masajes en el área dolorida. Si la tortícolis se debe a una contusión, puedes hacer fricciones con tintura de árnica.
  • El primero de los remedios caseros para tratar la tortícolis es el calor. Aplica una almohadilla o manta térmica en el lugar que te duele, durante unos 20 minutos.
  • el-primero-de-los-remedios-torticolis
  • El orégano es un remedio increíble para los dolores cervicales. Bebe entre dos y cuatro tazas de té hecho con orégano (una cucharada por ¼ litro de agua). Los músculos se relajarán. También puedes realizar una cataplasma con hojas de orégano y un poco de agua caliente para que el líquido penetre en la zona afectada.
  • Usa aceite de árnica, éste desinflama además, de tener un efecto calmante.

 

Realiza ejercicios cervicales

Puedes hacerlos mientras estás sentado en la oficina, regresando a casa en el metro, autobús o en el semáforo en rojo mientras conduces, cuando estás preparando la cena, haciendo la fila en el mercado o el banco, cuando miras la televisión o bebes una taza de café con amigos.

Mueve la cabeza en forma de círculos más o menos grandes, luego di que “si” y que “no” con la cabeza, lleva las orejas hasta los hombros, levanta los hombros a la altura de las orejas, etc. Los movimientos deben ser lentos. De esta manera, estarás fortaleciendo los músculos cervicales y será más difícil sufrir de tortícolis tan frecuentemente. Son muy fáciles de hacer y, sobre todo, eficaces…

¡Prevén la tortícolis!

 

Ver más Tips       Ver noticias en Central Hogar      Ver listado de Productos

Related Articles