Mantequilla de maní casera

Mantequilla-de-mani-casera

La mantequilla de maní, crema de cacahuete o pasta de cacahuete, es una pasta elaborada a base de cacahuete tostado y molido, aunque también puede contener otros aditivos para modificar su sabor o textura.

Es uno de esos manjares que parecen difíciles de preparar, es por ello que te trajimos una receta especial.

Puedes comerla con pan o con galletas ya que su sabor no es totalmente dulce ni salado.

No importa si no sabes cocinar, esto es pan comido o mejor dicho maní comido.

Así que, pon atención.

¿Qué necesitas para la mantequilla de maní?

Ingredientes:

  • 300 gr de maní sin cáscara (previamente tostados)
  • 1 pizca de sal.
  • 200 ml de miel.

Preparación:

Antes de comenzar recuerda que debes esperar a que se enfríe el maní, el calor daña las cuchillas.

Supervisa que no se tuesten demasiado, solo beben dorarse un poco.

Colocamos los ingredientes en la procesadora y trituramos a máxima velocidad hasta conseguir una consistencia cremosa y espesa.

De ser necesario, “raspamos” el maní que va quedado en el fondo del vaso del procesador.

Deteniendo la procesadora cada un minuto. Esto es para que el maní “descanse” y destile su propia grasa poco a poco.

Que-necesitas-para-la-mantequilla-de-mani

El tiempo puede variar. La procesadora puede tardar aproximadamente 12 minutos y hasta el minuto 10 es que va cambiando su textura.

En los últimos dos minutos toma la consistencia de mantequilla.


Para obtener una mantequilla de maní más suave, debemos procesar la mezcla por más tiempo y agregar de ser necesario un toque de aceite.


Ahora ya puedes probar la mantequilla de maní y agrégale un toque de sal o azúcar si lo necesita.

Envasamos la mantequilla de maní en un recipiente hermético. Almacenamos en la nevera por 12 o 24 horas para que se asiente un poco la mantequilla de maní antes de consumir.

Ver más Tips       Ver noticias en Central Gourmet     Ver listado de Productos

Related Articles