Córtate el flequillo tu misma en casa

principal-Córtate-el-flequillo-tu-misma

Cuando no queda más remedio, Córtate el flequillo tu misma, toma  las tijeras y manos a la obra. Esto es lo que debemos saber para que quede bien

Aunque siempre nos pongamos en manos de los profesionales para nuestros cambios de «look», saber cortarse el flequillo en casa nunca está de más, especialmente si nos encontramos en circunstancias que limiten nuestras posibilidades. Por ejemplo, si estamos de vacaciones y, por tanto, no tenemos acceso a nuestro estilista habitual, o si por razones médicas o sanitarias no podemos acudir a la peluquería.

 

En esos casos, puede que la necesidad nos obligue a coger las tijeras y ponernos manos a la obra. Porque pocas cosas hay tan molestas como un flequillo más largo de la cuenta. Además, retocar el flequillo o incluso cambiar ligeramente su forma nos permitirá refrescar nuestra imagen y vernos mejor ante el espejo. Solo es necesario saber qué es lo que tenemos que hacer paso a paso para tener la seguridad suficiente de que el resultado será satisfactorio.

¿Cortarse el flequillo una misma? Esto es lo que debemos saber antes de coger la tijera:

 

Cabello mojado vs. seco

Pelo mojado vs. seco Córtate el flequillo tu misma

Si nunca te has cortado el cabello en casa, puede que no hayas caído en este detalle, pero la diferencia es notable. Así, si bien mojar el cabello antes de pasar la tijera puede simplificarnos la tarea, hemos de tener en cuenta que, al secarse, el cabello subirá sensiblemente. Por eso, si no tenemos en cuenta este detalle y cortamos directamente en mojado a la altura que nos interesa, el largo definitivo se acortará al secar el cabello, dejándonos un aspecto que puede que no resulte muy favorecedor.

 

Si lo que queremos es facilitar el manejo durante el corte, podemos humedecer ligeramente el cabello con un pulverizador, de manera que el cabello siga teniendo cierta textura y esto nos permita vislumbrar mejor el resultado real. Aún así, conviene cortar el flequillo más largo de lo que deseamos y, si es necesario, tras secarlo, repasarlo de nuevo.

 

Un largo que suele resultar estético y versátil es el que coincide con las cejas (las tapa, de hecho). Si deseamos tomarlas como referencia, tendremos que cortar por debajo de estas para que al secar el cabello el flequillo quede a su altura. En cualquier caso, conviene recordar que es preferible dejarlo más largo e ir retocando, que cortarlo demasiado corto de una vez y lamentarlo cuando ya no tiene solución.

Flequillo según tipo de rostro

Flequillo según tipo de rostro Córtate el flequillo tu misma

Si es la primera vez que nos decidimos a dejarnos flequillo, conviene que analicemos cuál es el que mejor le va a nuestra forma de rostro. Así, una cara alargada se verá favorecida con un flequillo tupido que permita acortar visiblemente el rostro. Y una cara redonda, se verá favorecida con un flequillo biselado o peinado en diagonal.

Por su parte, si tenemos un rostro con la mandíbula pronunciada (cuadrado o triangular, por ejemplo) lo mejor será que optemos por un estilo de flequillo abierto y largo para compensar el peso de la parte inferior de la cara. En su caso, la forma contraria (de corazón), se caracteriza por tener más peso en la parte superior, por lo que podremos compensarlo con un flequillo ligero y de aire desenfadado. Si en cambio tenemos un rostro ovalado, podemos elegir cualquier tipo de flequillo, ya que es una forma muy versátil.

 

Aprende a cortar el flequillo paso a paso:

Seleccionar el mechón que hará de flequillo

Seleccionar el mechón que hará de flequillo Córtate el flequillo tu misma

Debemos seleccionar la cantidad de cabello que queremos cortar para componerlo. Para ello, con ayuda de un peine, tendremos que dibujar un triángulo que parta de la mitad de la cabeza (donde la raya de en medio) y se abra a los lados sobre la frente, tomando como límite imaginario la vertical desde donde nace el cabello hasta donde la ceja tiene su punto más alto en cada lado.

Si ya llevamos flequillo, podremos omitir este paso y centrarnos solo en recortar ligeramente el largo, teniendo en cuenta lo comentado al principio.

Corte desfilado

Corte desfilado Córtate el flequillo tu misma

Una de las claves de conseguir un flequillo favorecedor y natural está en las puntas desfiladas (con un ligero degradado). Si obtenemos un flequillo geométricamente recto, como cortado con regla, aportará mucha más rigidez al rostro y no resultará tan estético. Así, para conseguir ese efecto desfilado, a la hora de cortar el flequillo en casa tenemos que recurrir al truco de girar la muñeca.

 


Un truco: si no tenemos mucha experiencia, podemos usar una pinza de las de cerrar bolsas de alimentos puede facilitarnos la tarea a la hora de cortar.


 

Cortar el flequillo abierto

 

cortar el flequillo abierto Córtate el flequillo tu misma

El flequillo estilo «gringe», afrancesado, abierto o de cortina, es uno de los más demandados del momento. La razón es que resulta muy versátil (respecto a tipos de rostro y estilos de peinado) y tiene un mantenimiento fácil. Además, es ideal para todo momento.

 Para conseguirlo, podemos cortar la parte central igualada con el truco de girar la mano. Para darle un aire más natural, podemos despuntar este mechón central para que las puntas queden ligeramente desigualadas.

Después pasaremos a cortar los laterales, extendiendo cada mechón sobre la cara hacia el lado contrario, de forma que el corte quede ligeramente biselado. Finalmente, solo hay que soltar todo el pelo del fleco para retocar si es necesario la caída del cabello para que quede igualada y más o menos simétrica.

 

 

ver más Tips       Ver noticias en Central Hogar      Ver listado de Productos

 

Related Articles