Prendas bien lavadas y cuidadas

 

Aunque tengamos la ayuda mecánica de una lavadora automática, el lavado de nuestras prendas de vestir es un trabajo que debemos hacer con mucho cuidado. Para que nuestras prendas textiles luzcan geniales y con una mayor vida útil, es indispensable tener presente los siguientes consejos generales:

o   Agrupa y lava la ropa según el tipo de tejido.

o   Presta atención y sigue los consejos de cuidado presente en las etiquetas de la ropa (hay ropa que sólo puedes lavar al seco)

o   Separa la ropa según los colores y las temperaturas recomendadas.

o   Las prendas de color o estampadas, debes lavarlas solas la primera vez

o   Lava tu ropa al revés, para proteger los colores y aminorar el desgaste.

o   Evita remojar y exprimir la ropa delicada, déjala escurrir. 

o   Vacía los bolsillos, retira los accesorios que le hayas colocados y deja bien cerrado los botones y cierres.

o   Utiliza una bolsa de telas para aquella ropa muy delicada.

o   Los tejidos artificiales se lavan con agua fría sin centrifugado.

o   La lana y la seda debe evitarse llevarla a la lavadora.

o   Utilizar siempre un buen detergente y un excelente suavizante. Tu ropa y su piel te lo agradecerán.

 

Otros consejos útiles

  • Hay manchas difíciles de quitar, un ejemplo claro de ello es la sangre, si esto sucede en tu ropa no te preocupes, éstas desaparecerán instantáneamente, al frotar sobre la mancha una mota algodón mojado con agua oxigenada, pero nunca remojes esta ropa manchada con agua caliente, pues la mancha se fijará y no podrá sacarla.
  • Otras mancha difícil es la de óxido. La forma más sencilla de desaparecerlas es colocar sobre la mancha un poco de jugo de limón con sal y ponerla al sol durante unas horas. Luego lávala como de costumbre y verás ha desaparecido.
  • El tinte de cabello es otra mancha complicada en las telas, pero no desesperes, podrás solventarlo dejando la prenda en remojo uno o dos días en leche y luego lávala normalmente. La leche neutralizará el color del tinte, haciéndolo desaparecer.

Recupera los colores de tus prendas de vestir, con el tiempo y las continúas lavadas, tu ropa tiende a perder su color original; Si tienes un suéter negro al cual le ha ocurrido esto, haz lo siguiente: cocina espinacas, reserva el agua y con ella lava el suéter, te sorprenderá cómo recupera s tono original. 

Related Articles

Leave a Reply